Ser Espacio Terapéutico®️

Centro Terapéutico de Salud Mental y Formación de Arte Terapia y Artes Expresivas

Musicoterapia


La Musicoterapia corresponde al uso terapéutico y controlado del sonido, la música, el movimiento y los instrumentos corpóreo-sonoro-musicales, con el objeto de restaurar, mantener e incrementar la salud mental, mediante la aplicación sistemática y planificada de la música, dirigida por un Profesional Especializado en Musicoterapia, con el objeto de lograr cambios de conducta, permitiendo al niño(a) y adolescente a tener una mejor comprensión de sí mismo, y del entorno que lo rodea, pudiendo adaptarse mejor a la sociedad.

Incluye un proceso de integración de aspectos emocionales (temores, deseos, necesidades) y aspectos cognitivos (orden, ritmo, melodía, y también palabras y frases).

Una de sus cualidades más importantes, es la Estimulación Rítmica Auditiva. 

maestria-musicoterapia

Las formas de utilización pueden ser: Pasiva (solo escuchando), Activa (tocando un instrumento), Pasiva y Activa (tocando instrumentos y escuchando) e Inactiva (silencio absoluto), en Formato Grupal, fomentando la socialización, e Individual, explorando la creatividad y expresión personal.

Es aplicada en trastornos a nivel acústico y de la percepción auditiva, en Estimulación Sensorial y Reeducación Cognitiva, para estimular el pensamiento y la interacción verbal entre los miembros del grupo, mediante la participación activa del niño(a) y adolescente durante las sesiones (canto, movimiento corporal, en otros), fomentando la socialización, el desarrollo de relaciones personales y fortalecimiento de la autoestima.

En niños(a) con Trastorno de Déficit Atencional/Hiperactividad y Trastornos de Conducta, la Musicoterapia tiene beneficios en diversos aspectos: Cognitivo (favorece la capacidad de atención, la concentración, estimula la imaginación, el desarrollo de la memoria, y mejora el aprendizaje), Físico (crea momentos de relajación que son beneficiosos para el control de conductas impulsivas, mediado por la canalización de impulsos y mayor autocontrol ante situaciones de estrés), Emocional (despierta, estimula y genera emociones y sentimientos, favoreciendo la regulación emocional), Social (desarrollo de habilidades sociales, fomentando el compartir y las conversaciones con los demás), y Creatividad (mediante el desarrollo de la improvisación a través de diferentes melodías o ritmos).

Solicitar información

Contacto