Ser Espacio Terapéutico®️

Centro Terapéutico de Salud Mental y Formación de Arte Terapia y Artes Expresivas

Mindfulness y Autogestión Emocional

La Práctica de Mindfulness Infanto Juvenil es una actividad de meditación activa, que significa atender al momento presente, de forma consciente a lo que nos rodea, en el aquí y el ahora, donde incorporamos técnicas de respiración y bodyfulness.

 

Los Talleres de Mindfulness Creativo, previa inscripción, se rewlizan en formato grupal y puede incluir sentarse, caminar, experiencias sensoriales al aire libre en contacto con la naturaleza (bosques, playa, y zonas más cercanas como parques, humedales y senderos), cuyo propósito es ralentizar el sistema de activación y estrés, para dar paso a la compasión, la amabilidad y la autoregulación emocional.


Mindfulness basado en el contacto con la naturaleza, permite la reactivación de los sentidos, debido a la visualización de las formas, los colores y los sonidos de la naturaleza, el sonido del viento entre los árboles, las hojas, y los pequeños eventos como el movimiento de las nubes en el cielo, permite a las personas vivir una experiencia terapéutica y reeducadora de los sentidos.

A multi-ethnic group of elementary school kids are indoors in a fitness studio. They are sitting on cushions with their legs crossed. The children are meditating with their eyes closed.

En niños con Trastorno de Déficit Atencional/Hiperactividad puede aliviar los síntomas que la caracterizan, tales como falta de memoria, dificultad de concentración, ansiedad, estrés e irritabilidad.

Sus beneficios son:

  • Desarrolla la atención y la concentración, creando así una predisposición óptima para el aprendizaje. 
  • Fomenta la autorreflexión, para un pensamiento activo. Más reflexión, más efectividad. 
  • Regula las emociones, para saber identificarlas, comprenderlas y gestionarlas. 
  • Desarrolla la conciencia corporal: cuerpo, mente y respiración. Serán capaces de estar más en contacto con su cuerpo, sus sentidos y el medio que les rodea. 
  • Mejora la atención directa y reduce la fatiga mental, activa la creatividad, y el desarrollo cognitivo del niño,  mejorando la capacidad de realizar tareas que demandan concentración y/o estudiar de forma efectiva. 
  • Fomenta la aceptación, que no produzca frustración y rechazo frente a las situaciones que no se pueden cambiar. 
  • Desarrolla la compasión y la amabilidad, tanto con ellos mismos como con los demás.  
  • Reduce los comportamientos agresivos, reduce síntomas negativos asociados a la depresión como la tristeza,  y ayuda a conciliar el sueño. 
  • Despierta la creatividad, otorgándoles una valiosa herramienta para desenvolverse y desarrollar una  personalidad más flexible. 
  • Mejora las habilidades sociales, gracias a que se ejercita la empatía y la asertividad, el sentido de justicia y  de ecuanimidad.

Solicitar información

Contacto